Disco póstumo de J B Nasty

2 de julio de 2023

Meses después del fallecimiento de mi gran amigo Miguel Cabrera (alias Johhny B Nasty), su familia me encargó coordinar la finalización el disco de regreso de Nasty Army, que Johhny nunca pudo acabar, pues falleció en mitad de la grabación. Hemos participado algunos de sus amigos como Star Mafia Boy, Sugar Kane y yo mismo, más otras colaboraciones como Philip Graves y Fede Acosta, junto con los músicos que participaron en la grabación con Johnny, que son Edu A. Crime, Mad Martin y Jesús «Tete» Tejada.

Aquí va un bonito texto de Alberto Díaz (Redactor en Rock and Roll Popular 1 y autor de las letras del disco)


“Strike!” comenzó de la única manera posible, en una aventura de estas características: con dos colegas hablando, cerveza en mano, de viejos discos de heavy rock y películas ochenteras de terror, fantaseando con la idea de dar cuerpo a un puñado de canciones que unieran ambos mundos; un mini proyecto de Halloween que rendiría tributo –sin límites ni vergüenza- a máquinas mortales, criaturas del averno y psicópatas de celuloide. Electricidad, horror, palomitas… y mucha diversión.

Simplemente, se trataba de eso; de pasarlo bien y volver a tener quince años, berreando descerebrados homenajes a Jason Voorhees, Sammi Curr y a temibles diablos sobre ruedas. Nada más. “Strike!” comenzó de la manera correcta y, poco a poco, esbozó un póker de pequeños ases que conformaría el borrador de un EP con cierta visión de futuro: como toda buena saga de terror, se adivinaban diferentes secuelas en el horizonte, mientras Johnny soñaba con crear nuevos y trepidantes riffs para los textos de serie B que servidor dedicaría a sangrientas franquicias y joyas perdidas en la sección ‘Fantástico’ de nuestro videoclub favorito. Tras un primer strike, llegaría un segundo; luego, un tercero…

Todo un grotesco y delirante universo por explorar a golpe de guitarra. No pintaba nada mal, ¿verdad?

Disco póstumo de J B Nasty | Ree Kohl

“Strike!” comenzó de la única manera en que podía comenzar, pero terminó abruptamente, de un modo que nadie hubiera imaginado ni esperado jamás. Johnny B. Nasty abandonó nuestro planeta el 20 de junio de 2021 y, tras su inesperada marcha, nos quedábamos sin un magnífico músico y, ¡diablos, cómo sigue doliendo!, huérfanos de un excepcional ser humano. Persistía el imborrable recuerdo de su amistad y una discografía variopinta y siempre sorprendente, pero en el tintero permanecían esas cuatro canciones que Johnny nunca consiguió concluir y que tanto entusiasmo le provocaban. Han tenido que transcurrir dos años para conseguir dar cierre a ese sueño inacabado.

Buenos amigos del calibre de Star Mafia Boy, Sugar Kane, Jordi Ree Kohl y Edu A. Crime, entre otros, han unido sus fuerzas y han formado parte de la postrera alineación de la Nasty Army con la misión de completar los temas que Johnny compusiera para este proyecto, un mini LP cargado de buen humor y adrenalítico hard rock, destinado a transformar cualquier día anodino en una explosiva noche de Halloween en la que todo es posible. Porque, simplemente, se trata de eso. De pasarlo bien, contra viento y marea. De patear bien fuerte los morros de la adversidad, rasgar las cuerdas de tu instrumento y alzar una mano cornuda de puro orgullo freak. Y, por encima de todo, de mostrar respeto y dar las gracias a un tipo único. Porque… Johnny, esta sigue siendo tu fiesta, y nos sentimos increíblemente afortunados de que nos hayas invitado a ella. ¡Halloween para siempre, tío!

Alberto Díaz, Junio 2023